About Me

Welcome to my blog! Sometimes, I write in Spanish, others in English, but basically this is my daily diary of sorts. Los invito a mi blog, que es como un diário de mis eventos y escritos que a veces son en español, y a veces en inglés...

Tuesday, November 29, 2011

Un poema de mi libro, "Yo, el arquero aquel"

Centauro Arquero, Mixed Media, 11 x 14 by Candida Rodriguez

Soy el arquero

que se resguarda

de los cientos de flechas

que a diario le lanzan.

De camino al trabajo

una mujer enfurecida

gritó improperios

a mi lentitud en el semáforo.

the flavor of the month

exigió una disculpa

por haberle asignado

un asiento indeseable.

Regreso a casa ilusionado

vuelvo a mi escondite

aquí las flechas

                                                     son manipuladas por mí.


Manuel  A. López

                                                              

Sunday, November 27, 2011

Un poema para Ele...

Foto de Marta Ramos



Al regreso
de risas cómplices
en noches de teatro
y cervezas
sentí la mano negra
de la muerte.
Oíamos una melancolía
que nos hacía llorar.
Al tocarte estabas fría
y de tus ojos cerrados
saltaban un par de lágrimas
tan densas como la lluvia
que azotaba afuera.
Créeme que intenté
no darme cuenta
.
Te hablé de mi eterno amante
critiqué el discurso de
los actores
te obligué a visualizar
una pequeña guarida
menos al Sur
rodeada de tu pasado
buscando poemas nuevos.
Me decías que así sería…
Te abracé
más fuerte que de costumbre
trataba de frenar
esa sombra oscura
que te acecha.
Los deseos se limitan
como tus piernas adoloridas
y no logro ver la luz de siempre.
Pierdo fuerzas y
la habilidad de mentir.
Sin poder dibujar
un futuro
regreso a casa con tus olores
y una tristeza que mata.
Se que te pierdo
y me ahogo en llanto.
Manuel A. López

Saturday, November 26, 2011

Maya Cu: ... dos poemas para Elena

Foto de Manny Lopez
Reencuentro de niñas


Pintar esa tarde sería divertido si Elena tuviera la suficiente tranquilidad para posar. Pero Elena es una niña inquieta que se come las uñas y escupe sus desechos en la butaca. Se moja los pies en la arena firme de un mar que no puede ser atravesado. Un mar que borró el camino de vuelta para la ciudad de nuestro ensueño, nuestro sueño, nuestra raíz efímera, nuestro espacio de comunión. Yo, la hermanita, la observo con cuidado, mientras espero que el tiempo se detenga en este pedazo de playa, pidiéndole a Yemayá que nos cuide, que sea nuestra madre, nuestra diosa, nuestra amiga, nuestra brújula, para volver a esa ciudad.


----------------------------

   


No hay salitre
Impregnado en
estos muros

el olor a mar
no inunda el viento

hace falta un malecón

para distinguir
el horizonte
el paseo de esta
calle
nunca existió

hay ausencia
de negritud
vacío espiritual
sólo hay nostalgia
en cada ojo
hambre de mundo
en cada cuerpo


aquí
huele a isla
aquí
huele a isla

huele a isla
huele
a
isla


Maya Cu









Miriam Bermúdez es Virginia... en Akuara Teatro

Foto de Jorge Pino

Friday, November 25, 2011

Un poema de Alberto Jorge Carol ...


Foto de Manny López



PARA ELENA



para Elena Tamargo



Amiga,


yaces indefensa en el umbral de lo inerte.


La Vida y La Muerte se aferran a ti,


tanto le importas a ambas.


Toda la Muerte contra tu vida sola


en un duelo feroz y desigual.


En cada palmo que la muerte te roba


aún late el coraje con que tu vida te defendió.


Amiga,


no me despido


porque te quedarás conmigo


sana, bella, fecunda


como tu amor, tu poesía y el campo.




Alberto Jorge Carol


(11/19/2011)



CELEBRACIÓN DE VIDA y MISA PARA ELENA TAMARGO

Foto de Vanessa Alonso
CELEBRACIÓN DE VIDA: ELENA TAMARGO

El Sábado 26 de Noviembre a las 8:30 pm en Akuara Teatro se dará una función gratuita de
"Traficantes de pasión" en homenaje a Elena Tamargo 

AFORO LIMITADO POR FAVOR LLAME.

ELENCO: YVONNE LOPEZ ARENAL, CARLOS ALBERTO PEREZ Y
 JOAN VEGA.

AKUARA TEATRO
4599 SW 75th Ave
MIAMI, FL 33155
786-853-1283

-----------------------------------------------------------------------------------------------------

Misa para Elena Tamargo

Domingo, 27 de noviembre, 6pm

Ermita de la Caridad
3609 South Miami Ave
Miami, Fl. 33133
(305) 854-2404



FOTOS: Sesión de poesía en Miami International Book Fair








Fotos de Ivan Cañas


Thursday, November 24, 2011

Belkis Cuza Malé: un poema para Elena


Para que la muerte no te toque

A la dulce Elena en su tránsito

Para que la muerte no te toque
con su lapis lazulí
hemos preparado los instrumentos de alabanza,
el salterio, el arpa, los címbalos,
y añadido el clavicordio y el trombón,
pero la trompeta se la dejamos
a Dios.
Sólo él puede rugir desde lo alto del monte
y apedrear con su voz a los cernícaros,
y trozar las espadas del Maligno
para que no desollen tu cuerpo,
ni hagan pasto de tus ojos.
El veneno ha sido puesto a buen recaudo
al igual que los enseres del doctor.
Sométete, dulce presencia,
a sus designios,
y dibujemos, para protegerte, el círculo de fuego
donde yazgas como piedra preciosa
escondida en el polvo.
Agarrados de las manos,
--árbol de mil ramas--,
entonemos cantos de alabanza a Dios,
por habernos regalado tu presencia,
por compartir con nosotros los días y las noches
del exilio, sus nardos, sus tiernas azucenas,
la fina capa de hielo conque amuralla la ciudad
para que no escapes todavía.

Belkis Cuza Malé

Julio 27, 2011
(Del libro inédito Los Salmos de la Reina de Saba)

Wednesday, November 23, 2011

Virginia: una obra de Rita Martin abre este viernes en Teatro Akuara




Un poema de Juan Carlos Valls para Elena Tamargo

Foto de Marta Ramos


UNA MUJER EN CAMA SOLICITA A SU HIJO

para Elena

una mujer en cama solicita a su hijo

una casa más dulce y una caricia extraña

mientras en su memoria teje inmóvil la araña

que le ha ido envolviendo en un blanco amasijo

de telas y canciones mas bien desafinadas.

melodías antiguas que improvisan su hastío

boleros en la arena de un estadio vacío

que se ha ido llenando de voces apagadas.

hace absurdas preguntas que no son respondidas

ni por sus enemigos ni por acompañantes

del hospital que hospeda su geografía humana.

tiene a favor el voto de las causas perdidas

pueblitos que trajeron la lucidez de un ¨antes¨

y un gusanillo hambriento comiendo su manzana.


Juan Carlos Valls




Tuesday, November 22, 2011

Fotos: Noches de Poesía con Vicente Echerri








Fotos de Ulises Regueiro


Karin Aldrey: ... porque la vida espanta muchas veces...

Foto de Elsa Roberto


 para Elena Tamargo


Porque la vida espanta muchas veces

amo el ritual de los días


sumergir las miradas en el mar


tocar la flor sangrante de tu pecho


Cuando caminas siembras tu palabra


en la nube inaccesible


que de pronto es pájaro y otras lluvia


No hay temor en esa consagración


donde la herida es verso


tus penas el sonido que regresa


para ofrecer el asombro reencarnado


Si el tiempo fuera papel


arrastrado por el viento de la noche


si la luz dibujo sobre el agua


fundido en su silencio oscuro


¿la herida que atraviesa tus pupilas


fuera más azul, menos profunda?


Porque la vida espanta muchas veces


el árbol yergue sus ramas si amanece


los ríos bendicen las piedras con sus lenguas


el sol desciende a tu ventana en primavera


No hay temor en esa consagración


donde la herida es verso.





Carmen Karin Aldrey
(Tomado de su poemario "Aceite", Linden Lane Press Editions)






Sunday, November 20, 2011

Falleció esta madrugada la poeta Elena Tamargo

Foto de Marta Ramos


La poeta Elena Tamargo falleció esta madrugada de domingo. Su hijo, Nazim Navarro estaba con ella.  Hemos estado esperando esta noticia por días, y días…


Finalmente descansa esta mujer valiente que lleva una eternidad luchando con cáncer.  


Por el momento no tenemos información sobre servicios funerales.




Friday, November 18, 2011

The Call of Death


Foto de Marta Ramos


The call of death
By Manny López


Dying is the same as moving from one house to a much more beautiful house...

- Elisabeth Kübler-Ross



For months and months I have felt the darkness of death near me. I can recall almost all the occasions when it felt like it was a matter of minutes. It wasn’t my death I was worried about. I have died on almost two occasions, and I am still here. The death that lingered, and still does is aimed at my friend, poet Elena Tamargo. Presently she is hospitalized in a hospice, where she is unconscious, and waiting for death to catch up to her… eventually.

I have pretended to be ready for the inevitable, however day by day it becomes more difficult to realize that my confidant, my friend, my teacher is not going to be around to critique my poetry, to guide me to the right path in life, to recommend a book. I am going to miss our endless telephone calls and daily emails…our Sunday escapades. Although I know the process and all that comes with it; one never fully feels ready to accept death. Maybe I am a selfish person, but I want her near me, as always.
Yesterday, I began printing the emails sent back and forth that were still active in my AOL account. The thread began on November 2009 until this past October 22 when I received the last email from Elena. There were over 400 emails, and it was impossible to stop reading them. On January 2011, while I was in Italy, she wrote to me to hurry and come home. She had a dream where she is really thirsty, yet she does not drink any water, waiting for me to bring it to her. This really scared me; for she knew that far in advance that she was dying. Maybe I did too.

I lit a candle for her in every church I visited, and I carried her message, which read, “ I want a miracle” to Saint Francis, and Saint Clara. When I was in Peggy Guggenheim’s garden I stood in front of her Wishing Tree that Yoko Ono had donated to the museum and wrote down Elena’s wish, and clipped it to the highest branch I could reach for. Hanging there, the sunlight stroke the white paper; this gave off this incredible luminous glare. I was sure her wish, and my plea would help cure my friend.


When things got bad Elena would look at me in the eyes, and with this girlish grin ask me, “ Am I going to die?”… I always gave her the same response, over and over like a broken record, I always replied, “Only the people who have no future plans in life die, and you have so many… you won’t”. I became a compulsive liar when in the company of my dear friend. Anytime the subject of death came up, I would turn it around. Instead I made her promise to get better, to eat well, and to accompany me in a trip to Antigua to visit her dear friend, the Guatemalan poet, Maya Cu. We talked about various projects we had in mind. We had endless talks about our future, mines… and hers.

One night I was very down, and she was too, yet she listened to me patiently, and afterwards said to me, “…we need to have a plan, we both cannot be sad at the same time. If I am sad, you need to help me out of that, and vice versa.” That is exactly what we have been doing, rescuing each other and easing the pain we each were dealing with.
I have spent my entire life looking for an accomplice in the form of a partner, a lover. Life and its many mysteries takes you by surprise. It wasn’t until recently that finally it materialized in the form of a partner, however since our first encounter Elena and I became just that… accomplices. She has been my most fierce defender time and time again.

This past weekend I was contacted by the Miami Book Fair International, where she was going to be presenting a book with other poets. They asked if I wanted to participate by reading her poetry since it was impossible for her to be there. I agreed, because she had called me days before in the middle of the night, agitated, saying I needed to cover for her at the Fair Presentation. I agreed because it is an honor to read her work. But most important I agreed because her voice needs to carry on.
She knows I am going to be reading on Sunday. I have told her. She cannot talk, but she hears me… when I read to her Hölderlin's Hymns, or when I consult with her on the poems I am going to be reading Sunday, or when I tell her that everything will be alright.

 

Death is right around the corner; however I am not afraid of it anymore. A couple of nights ago I told her that I had come to bring her water, that she did not need to be thirsty anymore...that she didn’t need to be afraid anymore. I am depositing all my energy out there, in the Universe, for it to do as it is supposed to do. Whatever that is, Elena Tamargo will never be absent.

We have plans, she and I…










Thursday, November 17, 2011

Paris Photo 2011 : Iván Cañas y Mario García Joya en The Latin American Photobook



Los fotógrafos cubanos Mario García Joya, e Iván Cañas incluidos en
The Latin American Photobook


ALEJANDRO RIOS: Elena y la Feria del Libro... en el Nuevo Herald hoy!

Foto de Karin Aldrey


Elena y la Feria del Libro
por Alejandro Ríos

Mi primer trabajo de envergadura en Miami Dade College, donde trabajo desde hace casi veinte años, fue la Feria Internacional del Libro de Miami, que esta semana cumple su glorioso vigésimo octavo aniversario.

Conocía la Feria del Libro de La Habana, donde laboré en el Departamento de Literatura, y la diferencia resulta ostensible. El signo del evento cubano, como tantos otros dedicados a la cultura, era el miedo y la desconfianza desde sus directivos a los más comunes trabajadores porque la laboriosa policía política cubana instalaba su campamento de vigilancia y control, en los hoteles donde solían hospedarse los invitados extranjeros y de todos sospechaban aunque se declararan abiertos simpatizantes de la revolución.

La Feria de la Habana también era el momento oportuno para agenciarse libros de editoriales de otros países que luego nunca estarían a disposición del lector cubano. Algunos eran cedidos por amables editores; otros se hurtaban al final del evento.

No conocí la Feria que se ha emplazado en los predios de la Fortaleza de la Cabaña en años recientes, ni pude disfrutar cómo algunos opositores presentaban sus libros de manera alternativa a pocos metros del lugar, en franco desafío a las fuerzas represivas.

Sí recuerdo el apremio sufrido por Dulce María Loynaz, cuando publicaron de modo apresurado algunos de sus libros y la llevaron al Palacio de Convenciones, donde por entonces se organizaba la Feria, como si nada hubiera pasado entre su ostensible valor y la cobardía del régimen.

La Feria de Miami me ha permitido disfrutar y, en ocasiones, hasta presentar a admirados autores desconocidos por las autoridades cubanas. Fue un privilegio asistir a la última comparecencia de Guillermo Cabrera Infante en Miami y luego desandar algunos sitios de la ciudad en su compañía, así como ver a Octavio Paz bailar al compás de los mariachis que terminaron el homenaje tributado por poetas cubanos exiliados a sus versos soberbios.

También ha sido el lugar de los reencuentros con autores cubanos amigos y otros recién conocidos. Fue así que hace algunos años tuve la suerte de recomendar la presentación en Miami de un ser entrañable, la poeta Elena Tamargo, quien llegaba de su exilio mexicano para establecerse en esta ciudad.

Durante mi estancia en México, antes de escapar hacia Estados Unidos, habíamos compartido nostálgicas jornadas donde ella lamentaba, sobre todo, que el gobierno cubano la castigara al no darle el permiso de salida a su esposo, el escritor Osvaldo Navarro, y a su único hijo.
Luego todos se reencontraron en Miami, por esos caprichos de las tiranías, y Elena fue feliz en una casa de la Pequeña Habana donde no puedo olvidar la invitación que me hiciera a un insólito punto guajiro donde estuvo mi familia y mi hermano ausente que tanto echo de menos.

Elena Tamargo es la idea que albergo de una poeta auténtica: belleza clásica, anfitriona encantadora, con un dejo de romántico sufrimiento que no la abandona ni en las alegrías que le dispensan sus nietos, sus amigos y sus magníficos versos.

Hubo un momento dramático en su vida cuando Elena y Osvaldo regresaron a México, donde habían dejado oportunidades laborales, y luego retornó sola y entristecida sin la compañía de su esposo, que había fallecido de modo abrupto.

Elena Tamargo está invitada para presentar su nueva poesía en la Feria del Libro el domingo 20 de noviembre a las 4:00 p.m. en el salón 6100. Es muy probable que no pueda concurrir, pues está en un hospital echando una batalla por su vida contra una enfermedad terrible. El hijo me contó que en un momento de lucidez le rogó que la sacara de allí pues tenía una cita ineludible con sus lectores y amigos el domingo.
Como a tantos otros escritores, en su país Elena Tamargo ha sido borrada del mapa literario y sus colegas callados comulgan con lo que el gobierno piensa que es un castigo. Pobre Cuba, huérfana, que no tiene una poeta como Elena. En la Feria, el domingo esta ciudad será más luminosa con los versos de Elena Tamargo.

Wednesday, November 16, 2011

Quotes by Elisabeth Kübler-Ross

Photo by Marta Ramos





This morning a dear friend emailed me this beautiful message by psychiatrist Elisabeth Kübler-Ross. I looked her up, and became acquainted with the wise words of this incredible woman.
Here are some quotes that rang a bell...


“Everything in this life has a purpose, there are no mistakes, no coincidences.”


“People are like stained-glass windows. They sparkle and shine when the sun is out, but when the darkness sets in, their true beauty is revealed only if there is a light from within.”


“Dying is something we human beings do continuously, not just at the end of our physical lives
on this earth. “


“Should you shield the canyons from the windstorms you would never see the true beauty of their carvings.”

 
“When we have passed the tests we are sent to Earth to learn, we are allowed to graduate. We are allowed to shed our body, which imprisons our souls …”






Las Horas: un projecto de Ena Columbié

Teatro Abanico: Prohibido suicidarse en primavera

Tuesday, November 15, 2011

Amigos en el Miami International Book Fair


Encuentro de poesía con los autores Ana Istarú y Néstor Díaz de Villegas
 Nov. 15, 7:30 p.m., Batten Building 2, 1st Floor, Room 2106

Carmina Trueba presenta sus memorias
Nov. 16, 6:30 p.m., Batten Building 2, 1st Floor, Room 2106

Racismo en la Cuba actual con Juan F. Benemelis, Maurice Ferré, Wilfredo Guibert, Gilberto Dihigo, Victoria Ruiz Labrit y Juan J. Almeida
Nov. 16, 7:30 p.m., Batten Building 2, 1st Floor, Room 2106

Word Press: un blog para hablar al mundo, de Yoani Sánchez. Con la participación de Carlos Alberto Montaner, Eugenio Tuya y Alberto Muller
    Nov. 17, 7:30 p.m., Auditorium, Building 1, 2nd Floor, Room 1261

     Narradoras de Miami: Carmen Duarte y Julie De Grandy
Nov. 19, 1:30 p.m., Room 6100 Building 6, 1st Floor, on N.E. 2nd Ave between 4th and 5th Street

Cinco poetas cubanas: Lourdes Gil, Maya Islas, Iraida Iturralde, Magali Alabau, Alina Galliano
 Nov. 19, 6:15 p.m., Room 6100 Building 6, 1st Floor, on N.E. 2nd Ave between 4th and 5th Street

Ensayos literarios: Jesús Barquet y Madeline Cámara
Nov. 20, 12:00 p.m., Room 6100 Building 6, 1st Floor, on N.E. 2nd Ave between 4th and 5th Street

Narrativa contemporánea: Chely Lima y Andrés Jorge
 Nov. 20, 1:30 p.m., Room 6100 Building 6, 1st Floor, on N.E. 2nd Ave between 4th and 5th Street

Sesión de poesía: Ena Columbié, Leo Selis, Elena Tamargo y Alberto Lauro
(Alberto Lauro no estará presente. Elena Tamargo está ingresada y en su lugar Manny Lopez leerá varios de sus poemas)
Nov. 20, 4:00 p.m., Room 6100 Building 6, 1st Floor, on N.E. 2nd Ave between 4th and 5th Street

Una tarde con Esmeralda Santiago
Nov. 20, 6:15 p.m., Auditorium Building 1, 2nd Floor, Room 1261









Monday, November 14, 2011

Noches de Poesía con Vicente Echerri




Teatro Akuara y Project Zu los invita a Noches de Poesía con el escritor Vicente Echerri, quien en ocasión de los 25 años de la publicación de su primer poemario Luz en la piedra, leerá una selección de sus poemas.

Jueves, 17 de Noviembre, 8:00 pm

Teatro Akuara
4599 SW 75 Ave.
Miami FL 33155


Para más información
786-443-5872

Luz en la piedra fue escrito enteramente en Cuba, el manuscrito fue confiscado cuando el autor se disponía a salir del país en el año 1979. Echerri lo reprodujo de memoria a su llegada a España y en 1986 fue publicado por Editorial Oriens. Habrían de pasar más de dos décadas antes que el autor volviera a publicar otro poemario. En 1981 Echerri fue galardonado con el premio "José María Lacalle", antes otorgado a Luis Rosales y José Ángel Valente entre otros.

Sunday, November 13, 2011

Un poema de Elena Tamargo


POETA SIN TUMBA 

Me levanté y regresé a casa, a la palabra

Hilde Domin

Las plegarias no sirven
el dios rehúsa
ve morir a los hombres
y va labrando su sueño.
El poeta camina cargado de dolores
suavemente murmura: no me olviden.
Tenía como todos sus días ya vacíos
un dolor profundo y suyo
mas no palidecía.
Oyó lo que la tierra sorda dice.
No sabía rezar.
Había bebido la sangre
y la imagen que había en la sangre.
Reza, Señor, reza tú, −solía decir−, estamos cerca.
Iba al abrevadero
y derramaba sangre.
Había días para la vida baja
el murmullo de amor como un lamento
y lectores asesinos de hombres y elefantes
que esperaban de él, tranquilamente, el balbuceo
una amarga fatiga de palabras
porque también jugó tranquilo a las palabras.
Se agitó como el fuego que raja las montañas
y se fue.
Febrero por la tarde ahora es hace tiempo.
Está ahí con las flores.
Cavamos él y yo una tumba en el aire.
Caven el aire más profundo, y canten −gritaba−
canten con más tristeza los violines, y suban como
humo a la tumba en las nubes
que se ha muerto un poeta
inasilado−inarchivado−inasistido
sin lápida−sin tumba−sin ciprés.

Elena Tamargo

(Tomado del libro, Días ya vacíos (Bluebird Editions))


Thursday, November 10, 2011

Himno a la inmortalidad de Friedrich Hölderlin


para Ele

Himno a la inmortalidad

     Alegre, como si pudiera hacer feliz a las criaturas,
audaz, como si los espíritus me venerasen,
vuela hacia ti mi espíritu con la fuerza del amor
para verte en los rayos de tu mirada.
Ya se estremece el visionario embriagado
de gozo ante la dorada aurora de tu recinto
y, más cerca de tu regazo divino,
la bandera del guerrero desafía la fortuna y el tiempo.

Los ejércitos de Orión resplandecen en torno a mí,
orgulloso resuena el paso de las Pléyades.
Se imaginan que su salvaje estruendo
ha de durar eternidades.
Majestuosamente en su carro de fuego
llevado a través de los campos de la inmensidad,
desde que el caos dominaba,
Helios exigía para sí inmortalidad.

También allá los gigantes en el país de las tumbas,
riscos, tormentas y océanos,
creen que no tiene fin el vínculo de su creación,
enraizados en el plan eterno del mundo;
sin embargo, se acerca la hora de la destrucción,
terriblemente bella como la espada del vencedor.
Tierra y cielo han desaparecido,
como los rayos vienen y van.

¡Retorna, brillante plumaje,
al recinto donde la vida habita!
¡Triunfa, triunfa de nuevo,
bandera de la victoria, donde reina la diosa!
Si retumban los polos y los astros se hunden
en el abismo de la caducidad,
beberá el alma el placer de la victoria,
elevada sobre la fortuna y el tiempo.

Cuántas veces en la lúgubre medianoche,
cuando corrían ardientes lágrimas de lamento,
cuando el hombre lleno de desesperación comenzaba
a discutir con Dios y el destino,
miraste a través de las turbias nubes
consolando al hijo del dolor.
s allá, dijiste con amor y paz, más allá
aguarda el bello premio para el que persevera.

¿No tendría el hombre que maldecir la vida?
¿No debería la virtud en su camino de espinas
buscar consuelo en los brazos de la destrucción,
engañada por una mentirosa ilusión?
La libertad humana querría aniquilar las leyes de la naturaleza;
con ciego furor desearía,
como los arrepentidos las riquezas robadas,
arrojar el bien que ha heredado.

¡No!, mientras al alma viva
y un Dios habite en el cielo
y el infierno tiemble ante el Juez,
inmortalidad, tú eres, tú eres.
Aunque el blasfemo se jacte de su lengua de víbora
y el escéptico de su frivolidad,
la osada mentira no puede profanar
los entusiasmos de la inmortalidad.

Cuando los fuertes irrumpan ante los déspotas
para reclamar el derecho de la humanidad,
para destrozar las cadenas de los tiranos,
para fulminar con maldiciones a todos los siervos de príncipes,
cuando en el fragor del combate a muerte
en que ondea la bandera de la patria,
con valor, hasta que descuartizados los heroicos brazos,
se alcen por millares las filas.

La plenitud de las grandes esperanzas
ya es todopoderosa en el valle de las tumbas.
Del clemente destello benéfico del futuro
beben los mortales la fuerza de los héroes.
¡Cómo desaparece la vida terrena,
madre de los espíritus! Si de tu mano
ebrios de victoria nos elevamos
a la sublime patria de los espíritus:

Donde la noble flor de la virtud
florece no manchada por gusanos,
donde el pensador en el templo
ve las profundidades limpias y manifiestas,
donde ningún tirano reina sobre las ruinas,
ninguna cadena atenaza el alma,
donde se entrega el premio a la muerte heroica,
alabanza de Dios a quien ha muerto por la patria.

¡Aguardad un momento, Oriones!
Calla, estruendo de las Pléyades.
Cubre, sol, corona de tus rayos.
Respirad en silencio, tormentas y océanos.
Apresuraos todos, criaturas del tiempo,
a las solemnes celebraciones,
pues, perdido en el entusiasmo,
el visionario piensa en la inmortalidad.

¡Mirad! Las canciones de los hombres callan
donde el placer del alma es inefable,
con pudor se pliegan las alas del canto
donde el espíritu olvida su finitud.
Cuando los espíritus se reúnen ante Dios
para celebrar la victoria del alma,
el serafín sólo puede balbucear arrobado
donde callan los borrachos labios de los hombres.


Friedrich Hölderlin
(Tomado de “Los himnos de Tubinga”, traducción de Carlos Durán y Daniel Innerarity)